Ya no pude ser, ya no quise estar

Ya no quise ser más que el olvido

De aceptar que ocurrió

Pude haber estado otra vez volcada pero…
Frío… frío… frío
Un manto se mecía en la noche, como un ritmo inmortal

No me dejabas ser, no me dejabas estar

Que mi yo y mi conmigo, contigo fiel y mordaz
Atados al pasado, unos valientes… pero asesinados

La distancia en palabras ya no pude soportar

Lo que en carne y hueso mentimos el alma hubo de callar
En ocasiones vuelves…
como un recuerdo encarcelado en una bola de cristal

Se agita y grita

Vuelve y resucita

Con el brío sombrío de que esta vez será…
De mi alma a la verdad, que esta vez ya no otorgará
De vivir una excusa por no poderla desvelar

Duele, corazón

Duele, corazón

En un latido se escapa lo que la mente atrapa

SRM_0047
¿Ha muerto la ilusión?

En un momento se halla preso
En su lugar, se vuelve obseso

Mil maneras de comer el pasado
Y ninguna para digerir el futuro

Lo que un recuerdo guarda
Una imaginación desgarra

El querer a veces duele si no se encuentra la calma
Porque en dualidad se debate su alma

Duele el corazón, porque mata la razón
Duele corazón, duele, descansando en salazón

Soy tan yo, que me vuelvo un tú